miércoles, 20 de mayo de 2009

Roberto, el pediatra sensato



Ni Gala ni Pérez Reverte habrán tenido muchas presentaciones tan concurridas como la que ha protagonizado hace unas horas en Hikaateneo de Bilbao Roberto Fernández de Pinedo. Lleno hasta la bandera (roja, por supuesto, en el templo de la gauche divine bilbaense) para el bautizo de El arte de ser padres sensatos... en la enfermedad, la obra que convertirá a nuestra adorada Jaio y a su editorial A Fortiori en objeto de envidia en los altos despachos de (entre otras) Planeta y Random House Mondadori. ¿Cómo no encontramos nosotros primero a este hombre?, se preguntarán los tiburones de la edición tirándose de los pelos y haciendo sumas mentales de la cantidad de euros, dólares y rublos que les podría haber hecho ganar este pediatra imbatible al ping pong que ha escrito el libro que todos sus colegas habrían querido escribir (gracias, Itzi, por la frase)... y el que todos los padres y madres impresionables del mundo necesitábamos leer para comprender lo cómicos que podemos llegar a ser cuando nos entra el agobio ante la tercera noche de tos consecutiva o ante el cuarto día sin vaciar el intestino..

Si el objetivo del libro -desdramatizar y quitar miedos- es una buena base para el éxito, aún mayor hallazgo es el lenguaje y el tono que utiliza Roberto a lo largo de las 256 páginas. Imposible no ir de la sonrisa a la carcajada en algunos pasajes, siempre con la sensación de estar leyendo sobre algo que se ha vivido... en primera persona. Yo no tengo dudas: el libro va a funcionar y, si se deja echar el lazo (yo lo voy a intentar), el Doctor Fernández de Pinedo se puede convertir en una luminaria mediática porque sabe de lo suyo y, además, sabe comunicarlo de un modo que no podría copiar un equipo de cincuenta guionistas.

El domingo pasado tuvimos la primicia de El arte de ser padres sensatos... en la enfermedad. Fue la primera entrevista radiofónica de Roberto y, pese a los nervios y a su sorprendente timidez, salió con ovación y vuelta al ruedo. Insisto: tendremos que tentarle para que ocupe el asteroide que más le apetezca dentro del universo MQP.

Puedes escuchar la charla con Roberto y Nati aquí:





Y si quieres descargarla, hazlo con el botón derecho desde aquí.

4 comentarios:

jaio dijo...

Mil gracias por la crónica, JaviVi. Fue un lujazo teneros cerca, apoyando, jaleando y sonriendo. Lo cierto es que este hombre transmite tranquilidad simplemente por lo sencillo que lo cuenta ¿verdad? Que parece que es mucho más fácil si le oyes a él...

De todos modos... no nos venderemos a cualquiera... tendrán que empezar por editar en "Cultura abierta" incluso para que les dejemos mirarnos de reojo...

eldelantalverde dijo...

cómo he disfrutado la charla.
nada que ver, gracias a dios, a otro doctor famoso que se prodiga por los medios aconsejando, a diestro y siniesto, dejar a los niños llorar sólos hasta que caigan exhaustos. Mi vecina practica su teoría y a mí se me encoge el alma cada noche oyendo a sus dos niñas-bebé chillar desesperadas. Que además, por cierto, desde que nacieron no hay quien duerma en el edificio.

Retomando la línea del encantador Roberto Fernández de Pinedo, por si a alguien le interesa el tema, dejo aquí dos enlaces relacionados con su manera de entender las cosas:
- http://criarconelcorazon.org
- http://crianzanatural.com

beso,
elena

jaio dijo...

Muchas gracias, Elena, espiaré los enlaces en un plis-plas... Ciertamente Roberto transmite con mucho humor, esa serenidad tan importante...

IkerG dijo...

Uno que es un desconocedor de este mundillo de los medicos "famosos", por comodidad, decide pedir cita para el primer medico que tenga un hueco en la consulta de Artaza y resulta que cae en las manos de Roberto. Con el tiempo, hace ya mas de dos años, se da cuenta de que es un magnifico pediatra y empieza a recomendarlo a todos los amigos sin que encuentren un hueco para acudir a su consulta... leyendo todas las noticias relacionadas con la publicacion del libro encuentra una explicacion. Gracias a Roberto por las enseñanzas.